Entre anaqueles

De libros y letras / Novedades editoriales / Reseña de libros

sábado, abril 01, 2006

Naufragando

Hoy por hoy se nos hace común escuchar en los noticiarios o leer en la prensa acerca de los desastres naturales. Tal vez sea por ello que un buen sector de las artes, particularmente el cine y la literatura, haya tomado la misión de reflejar y transmitir el verdadero gran efecto de una tragedia natural: no estamos hablando de las consecuencia que sobre la misma naturaleza tienen y que no dejan de ser importantes; hablamos de la huella impregnada que queda tatuada en el sentir y pensar de quiénes la sufren. Así, particularmente en la literatura, han aparecido textos como el Relato de un náufrago, de Gabriel García Márquez, por mencionar uno de tantos, que ha plantado banderas en la sensibilidad de los lectores.

Recientemente, y con esa misma intención de naufragar en el tema, aparece en los anaqueles nacionales Éxodo al Pacífico (256 páginas) del venezolano Darío Campo, bajo el sello de Comala Ediciones. Es novela de ficción que ha tomado como materia prima las inevitables secuelas que un desastre natural lleva consigo; golpes a la psique destruyen las defensas de la persona de manera repentina y que trastornan el funcionamiento útil de una sociedad.

La novela narra la historia de la odisea que vive un grupo de personas que, a causa de un desastre natural que destruye gran parte del planeta Tierra, debe emigrar desde las costas venezolanas al océano Pacífico. Durante esa larga travesía, los personajes se enfrentan a grandes obstáculos que los alejan cada vez de su destino, como la presión mental y la desesperación, el hambre y la desleal batalla entre el grupo por la darwiniana supervivencia del más apto. Sin embargo, la osadía, el ímpetu y la fe sobresalen en el relato ayudando a los naufragantes a superar las pruebas llegando a un destino incierto.

El relato presenta un enfoque audaz que describe cómo los efectos de los cambios en los seres humanos nos sitúa, por un lado, frente a nuestra fragilidad ante ciertos avatares de la vida. Por otro lado, sin embargo, nos muestra cómo la mayoría de los hombres y las mujeres, mayores y pequeños, se adaptan saludablemente a las vicisitudes que se cruzan en su camino. Quizá no pueda ser de otra forma. Sin duda no es fácil concebir la supervivencia de una especie tan “inteligente” y tan “habilidosa” como la nuestra, sin que la mayor parte de sus miembros supere las adversidades y sienta que vivir merece la pena.

Hay que destacar que la novela se sitúa (o quizás debamos decir, se atrevió a situarse) en el contexto social venezolano, el cual aparece muy bien descrito y, guste o no, presenta una realidad notable que dentro de la ficción suena a recordatorio: aún no hemos elaborado en nuestros países latinoamericanos solventes planes de contingencia que nos socorran de cualquier tipo de desastre provocado por las fuerzas naturales. Eso es un punto a favor del relato.

Anotación positiva también merece la sencillez de la pluma de su autor. El lenguaje narrativo es directo, preciso y sin aditivos literarios. Esto le otorga agilidad a la lectura y fácil comprensión de la historia, pero es un arma de doble filo, ya que es una narrativa tan directa sino más bien parca, que no matiza con recursos literarios, lo cual hace del relato una secuencia de hechos planos que corta la posibilidad de crear imágenes sensoriales. Quizá esto es lo único extraño en esta novela de Darío Campo, con respecto a anteriores textos que han tratado la misma temática.

No obstante, el autor utiliza otros recursos, como el humor y la espontaneidad, que hacen que el paso de las páginas se haga cómodo sin llegar a lo enteramente monótono. Éxodo al Pacífico es un buen experimento de literatura ficcionada que mezcla un creativo uso de elementos imaginarios matizados en buena forma con la cruel realidad de una orbe que reclama su transitar natural y que hace despertar el asombro ante lo realmente frágil que es la humanidad. No la pierdan de vista, ni al autor tampoco.

Andrés Tovar Zabaleta. Publicado en El Mundo el 17 de octubre de 2005

1 Comments:

At 3:29 p. m., Blogger Claudia Campo Mirabent said...

Éxodo al Pacífico es definitivamente uno de los mejores libros que he leído gracias a su increíble historia y facilidad durante la lectura, que hace de este libro uno perfecto para relajarse y al mismo tiempo sentir la adrenalina de los personajes. Darío Campo tiene justo el estilo de escritura que he estado buscando por años.

 

Publicar un comentario

<< Home