Entre anaqueles

De libros y letras / Novedades editoriales / Reseña de libros

sábado, junio 24, 2006

La Erótica

La dificultad de reproducir la propia historia sexual estriba en que está indisolublemente mezclada con otras cosas y hechos de la vida; si se intenta separarla resulta extraña y a menudo patética. El libro verdaderamente “erótico”, pienso, es el que llega a plasmarlo por caminos imprevistos, incluso para el autor mismo, y sale de él con la misma naturalidad con la que entró.

Siempre produce un poco de timidez, como si uno, sin quererlo, estuviese espiando una escena privada por el ojo de la cerradura. Es por eso que en las discusiones de esta sección hemos teorizado sobre el tema; no porque pretendamos ser unos teóricos o eruditos en el asunto, sino porque la literatura erótica es un acto que busca tocar las fibras mismas del ser humano. Y sobre ella hemos concluido que un “buen producto erótico” es aquel que despierte, fundamentalmente, el sentido de la imaginación, que nos haga evocar y crear imágenes mentales para así, posteriormente, estimular otras zonas más “notables”. En este sentido, lo explícito no tiene (o no debería tener) cabida.

La diosa es un pretexto (142 páginas) del limeño Jorge Gustavo Portella (32 años), fue ganadora de la tercera edición del Premio Letra Erecta del grupo editorial Alfa. Un jurado integrado por Raúl Cazal, Elí Bravo, Mónica Montañés, Karlinda Hernández y María de los Ángeles Octavio, anunció el veredicto en el cual le fue adjudicado el premio a Portella por una obra, a su juicio, cargada de “pretextos para escribir, siempre a retazos, como bien puede ser la vida o los sueños, la ficción y la realidad, el erotismo o el amor que se retratan como narraciones cargadas de mucho lirismo, en justa sincronía con el manejo erótico de la trama”.

Portella es coordinador de diseño en la Universidad Católica Andrés Bello, con una novela a la espera en los talleres de Ediciones Rayuela (No repitas mi nombre, 2005) y con varios poemarios publicados, entre los que destacan Tríptico de amor y amantes (2000) ; Ciudad sur (2002) ; Resquicios (2005) En tercera persona (2005) y Sin hábitos de pertenencia . Así se puso a redactar la historia de un escritor llamado Jorge, que vive en España y viene a Venezuela a recibir un premio, y acá se encuentra con una antigua novia. Ya él está comprometido, y en esa tensión se produce y desarrolla el imaginario erótico que despliega en la novela, mezclada con otras historias que se desarrollan alrededor de la principal.

El relato puede parecer autobiográfico, aunque en realidad no lo sea. Mujeres que guardan dolores y deseos y estudiantes jóvenes con la sexualidad a flor de piel se mezclan con los propios deseos ocultos del protagonista y su historia personal.

¿Por qué toda esta explicación sobre el “background” de Portella? Porque el libro es un fiel reflejo de las reales andanzas de su autor. Matizado con ciertos aires de lirismo, afortunadamente bien utilizados, la novela tiene ciertos visos de explicidad en el contenido erótico, muy semejantes a las escenas del cine porno, por lo que algunas descripciones carecen del “pudor imaginativo” que debe tener el erotismo y resultan algo arrojadas. Esto denota que la pluma tiene un ojo educado para lo visual pero, como decíamos al inicio de esta reseña, la visión de lo erótico debe ser imaginativa y no tan taxativa. Y en estas cosas hay que tener cuidado: Es muy difícil escribir novela erótica; la gente tiene una mala visión del género y por ello en los últimos años se ha venido a menos.

Las personas piensan que lo que se va a ver son solo órganos y posiciones y se transgrede ese límite entre lo que debe ser considerado “erótico” y lo que es “pornográfico”.Pero, sorteando este particular (que no es una generalidad), La diosa es un pretexto es un libro bien escrito, con un buen manejo de la historia y del lenguaje, que denota la formación poética de Portella . Como pretexto a la poesía, puede resultar un buen ensayo; y por lo “erótico” bueno, que los instintos personales del lector sean los que decidan.

Andrés Tovar Zabaleta. Publicado en El Mundo el 29 de noviembre de 2005

1 Comments:

At 2:03 p. m., Blogger llvll3T4L F0R3V3R said...

Primo !!!!!!!! hermano espero que estés muy bien, ya veo que estás triunfando en tu vida, tanto tiempo sin hablar, aqui te dejo mi mail a ver si un día me escribes y platicamos, estoy ahora mismo en México DF, y pensando en tí escribí tu nombre en google y hasta aquí llegué...Salu2 hermano espero tu respuesta

 

Publicar un comentario

<< Home